Tendrán una nueva normalidad. Deberán cumplir con los protocolos de bioseguridad.

Tras cinco meses de cierre obligatorio, restaurantes y hoteles de Santa Marta vuelven a abrir sus puertas con todas las medidas de bioseguridad para evitar contagio por Covid-19.

Desde este martes primero de septiembre todos los sectores económicos vuelven a la calle, por lo que se requiere de autocuidado para que haya propagación masiva del virus que ha dejado más de 670 personas fallecidas en el Magdalena.

Serán 60 los restaurantes que estarán abiertos en distintos sectores de la ciudad, cumpliendo con distanciamiento social entre mesa y mesa y los empleados deberán usar tapabocas obligatoriamente.

Asimismo, los hoteles que representan una economía importante para la ciudad y el departamento están listos para recibir a los miles de visitantes que llegan al Departamento en cualquier época del año.