Sucedió en Plato mientras la niña dormía. La mamá también resultó con algunas quemaduras.

Una bebé de seis meses murió después que se prendiera en fuego la cama en la que dormía en horas del pasado lunes, quemando todo su cuerpo incinerado.

Según primeras versiones, sería un ventilador el que provocó el fatal accidente, del que se percató su mamá pero ya era demasiado tarde y resultó con graves quemaduras al tratar de auxiliar a la pequeña en su vivienda ubicada en la calle 22 con carrera 14.

Roxana Julio es el nombre de la madre, quien recibe atención médica en el hospital Fray Luis de León por quemaduras de segundo grado.

La Policía Judicial municipal adelantó la inspección de los hechos y en próximas horas se entregará la versión final que dieron desenlace a tan trágico hecho.