Un hombre lo atrapó y le salvó la vida al niño de apenas tres años. La madre no alcanzó a salir con vida de su vivienda. 

Un hecho fue calificado como milagro en medio de la desgracia que enfrentó una familia estadounidense, luego que su vivienda ubicada en un tercer piso ardiera en llamas y acabara con la vida de un joven mujer que no alcanzó a salir a tiempo.

El relato fue realizado al periódico ABC por Phillip Blanks, el joven de 28 años que salvó la vida del pequeño Jameson, quien tiene apenas tres años de edad y fue arrojado por su madre mientras las llamas consumían la casa.

El pequeño fue abalanzado por su madre de 30 años de edad, cuando las llamas tenían el completo control de la vivienda y en la posibilidad de salvarlo, fue tirado por el balcón del tercer piso y milagrosamente atrapado por Blanks.

Testigos presenciales declararon que Rachel fue afectada por las llamas en ese momento, pero en lugar de ponerse a salvo, regresó a buscar a su hija Roxanne y, lamentablemente, no regresó. Los informes dicen que un transeúnte pateó la puerta de un apartamento ya envuelto en llamas y salvó heroicamente a Roxxi.