Fueron asesinados en la última semana de junio 10  líderes sociales que pertenecían a sectores campesinos y resguardos indígenas. La ola violenta se presentó en cinco departamentos de Colombia, ascendiendo a la cifra de 24 líderes ultimados en lo corrido de 2020

Según los reportes provenientes de Chocó, Norte de Santander, Cauca, Bolívar y Meta, varios de los líderes asesinados presentaban signos de tortura y uno de ellos presuntamente fue ultimado por miembros del ejército de Colombia.

Los asesinados

Ovidio Baena de 68 años. Líder de la Unión Sindical Obrera de la industria del petróleo, fue asesinado a golpes al interior de su finca en el corregimiento de Macayepo, municipio de Toluviejo (Sucre). Fue encontrado y trasladado por su familia a un centro asistencial donde falleció. No hay capturas.

Yohanni Yeffer Vanegas. Baleado y encontrado sin vida en un paraje de Choapal, localidad al sur del Meta. Vanegas llevaba un tiempo protestando pacíficamente por la erradicación de cultivos ilícitos en la zona como Líder de la Movilización campesina. Su hermano está desaparecido desde la fecha. No hay capturas.

Carlos Farith Ortiz Acosta y Cristian David Anaya Herazo fueron asesinados en la vereda Caño Negro (Cauca). A estos reconocidos líderes campesinos de la zona, se suma el homicidio de una pareja indígena mientras se encontraban realizando prácticas de cuidado en comunidad (Región del Catatumbo) para prevenir los contagios por COVID. No hay Capturas

Salvador Jaime Durán de 22 años. Asesinado por seis disparos en Caño Totumo, municipio de Teorama, Norte de Santander presuntamente por miembros del Ejército Nacional.

La comunidad al percatarse de la situación, iniciaron una persecución logrando retener a seis integrantes del Comando Operativo Energético número 1, unidad militar orgánica de la segunda división del Ejército.

Según la Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT) fue confrontado el Sargento de apellido Yunda encargado de la unidad militar. Este al principio negó conocer a los implicados y paso de unos minutos aceptó que si pertenecen a su frente.

«Admitió que si estaban bajo su cargo generando esto una gran contradicción y un evidente encubrimiento a los militares que presuntamente cometieron la ejecución»: Expresó Olga Lucía Quitero, vocera de (ASCAMCAT).

 

 

Con claras muestras de tortura fue encontrado un gobernador Indígena José Javier Uragama de la comunidad de Agua Clara (Choco), dos días después de encontrarse desaparecido. La Organización Nacional Indígena (Onic) Extendió la denuncia al gobierno nacional. No hay capturas.

Pese a lo anterior, se ha confirmado que en la última semana de junio fueron asesinados dos líderes más: Efraín Rodríguez Arias en el municipio del Carmen y Luis Alberto Álvarez Pacheco, asesinado en el corregimiento de Lázaro (Cauca). No hay capturas.