Preocupados y angustiados están los habitantes del barrio Buenos Aires en Santa Marta, un sector olvidado por la administración pública porque nunca ha recibido inversiones. El más reciente suceso los dejó incomunicados porque se quedaron sin puente.

El puente es la única entrada oficial del sector, que integra a más de mil familias y quienes deben atravesar el rio pero además, subir y bajar un cerro para llegar a la ciudad, acceder al transporte público, colegios y labores.

“Se cayó el puente y nadie llega a resolver. Nuestros niños se enfrentan a enfermedades al tener que cruzar el río y las mujeres en estado de embarazo enfrentan un alto riesgo”, manifestó Darwin Amaya, líder comunal.

Asimismo, señaló que el barrio enfrenta problemáticas de las muchas que están en las zonas periféricas de la capital. No hay agua, no hay alcantarillado y no tenemos colegio.

“Vivimos en Santa Marta a escasos 10 minutos del Centro Comercial Buenavista, pero pareciera que estuviéramos a cientos de horas de Santa Marta. Somos un barrio escondido en una montaña con cientos de necesidades”, señaló Jhon Martínez, líder comunal de Buenos Aires.

COMIENZAN RECONSTRUCCIÓN

Los habitantes y líderes del barrio Buenos Aires realizan actividades para arreglar el puente. Han recibido donaciones de empresarios y realizado gestión con amigos cercanos.

“No ha sido una tarea fácil. Lo que nosotros esperamos es que los habitantes de esta zona puedan mejorar condiciones de la vida y de sus derechos fundamentales. Tener que atravesar el río y además, enfrentarse a una caída, representa un olvido y abandono”, dijo el líder Darwin Amaya.