Desató «condiciones catastróficas» en las Islas Ábaco.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) la tormenta seguirá golpeando el archipiélago durante la noche del domingo y el lunes, antes de acercarse a la costa este de Florida el martes.

«Dorian sigue golpeando las Ábacos, aproximándose hacia el extremo este de Gran Bahama. Esta es una situación de riesgo mortal. Los residentes de Ábacos deben seguir en sus refugios», advirtió el NHC en su reporte de las 23:00 GMT de este domingo.

El organismo alertó que la zona puede experimentar ráfagas de 354 km/h y marejadas ciclónicas que podrían elevar las aguas entre 5,5 y 7 metros por encima del nivel normal y generar olas «grandes y destructivas».

«Estos peligros causarán una destrucción extrema en las áreas afectadas y se mantendrán durante varias horas», dijo el NHC.